• info@hoope.org
  • adopta@hoope.org

Le quitan a su perra por un fallo administrativo

Naomi Galiano es una joven de 22 años que desde hace ya varios días está viviendo en la calle a la espera de que le devuelvan a su perra, Pirata, que fue requisada por los agentes de la Guardia Civil cuando ésta y su dueña regresaron a España procedentes de Marruecos sin que el animal cumpliera todos los requisitos para acceder a territorio europeo, ya que si bien la perra contaba con pasaporte y las vacunas correspondientes, no se le había hecho un test en el que la sangre extraída al animal se envía a los laboratorios para comprobar que la vacuna de la rabia está haciendo el efecto correcto.
La falta de este requisito llevó a que a la llegada de Naomi a Algeciras, en la aduana le fuera retirada la perra. La joven y su familia están llevando a cabo todas las medidas a su alcance para poder recuperar a la perra ya que señalan que actualmente las únicas opciones que se les dan son, bien sacrificar a la perra, pagar la cantidad de 800 euros por tenerla de 20 a 40 días en una perrera, si bien señalan que esa cantidad se disminuyó a 550 euros por 15 días; o bien regresar a Marruecos y allí tratar de conseguir el test.
“Tengo a mi perra encerrada entre rejas por un fallo administrativo y yo viviendo en la calle porque no tengo recursos. Es una injusticia y he pedido a la residencia canina que me dejen trabajar con ellos de voluntaria para así poder estar con mi perrita, pero no me lo permiten. Estoy desesperada”

Fuente: Grupo Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares