• info@hoope.org
  • adopta@hoope.org

Final feliz: Talía

Cualquiera que haya tenido o haya conocido a alguien que haya tenido y perdido una mascota, sabrá el dolor que se siente y posiblemente habrá pasado por ese breve período de tiempo en el que piensas…

«Ya no tendré una mascota nunca más»

Fue precisamente así como Talía llegó a nuestras vidas cuando, en esa etapa de luto que casi todos decidimos pasar, un día abrí el Facebook y vi su foto compartida desde el CPA de Torrejón.

Nosotros ya sabíamos lo que significaba tener una mascota, ya conocíamos el cariño incondicional y la compañía de estos peludos, y también conocíamos lo que era recoger un cachorro que nadie más quería para darle una nueva oportunidad.

10274036_10152222049769858_7756155689364113710_n

Pero Talía era diferente. Talía era una perra joven pero ya adulta, que habían encontrado merodeando por las calles, escuálida y con miedo a todo ser humano. Afortunadamente no fue eso lo que encontré cuando fuimos a verla a la protectora. Los voluntarios ya habían hecho su magia y solo hallamos a una perrita deseosa de dar amor y ser correspondida.

Desde ese mismo día Talía pasó a formar parte de nuestra familia. Y si bien os cuento que ya habíamos tenido mascotas varias con anterioridad, nunca podría llegar a explicaros la mirada de agradecimiento y devoción que te dedica a diario un perro que sufrió el abandono. Mi vínculo con mi perra es difícil de transmitir, solo os puedo animar a que, si teneis la oportunidad y el compromiso necesario para tener una mascota, no os lo penseis y ADOPTÉIS.

10366051_10152222049519858_3026363154888239949_nPorque un perro adoptado te dará el mismo amor que cualquier otro pero elevado a su máximo exponente, con el siguiente punto a tu favor… Estarás alegrando tu vida, salvando la de otro ser vivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares